El funcionamiento básico de una aspiradora es bastante fácil de entender: el motor genera un flujo de aire y el cepillo en el suelo dirige el polvo hacia este flujo de aire, que lo lleva directamente a un espacio donde queda atrapado. Sin embargo, esta no es la única forma en que funciona: hay diferencias entre las aspiradoras con bolsa y las aspiradoras con bolsa. En las aspiradoras sin bolsa y en las aspiradoras sin bolsa, la filtración juega un papel importante para mantener el polvo fuera, y la cabeza de succión también determina gran parte del funcionamiento general. Para entender mejor esta unidad, aquí está cómo funciona una aspiradora.