Las temperaturas de varios objetos pueden equilibrarse ya sea por contacto directo o por radiación térmica. Si tocas una taza de té caliente, tu mano se calienta y la taza se enfría, porque el movimiento de las moléculas en la taza y la mano se equilibran. Esto se llama conducción térmica. La radiación de calor es la radiación en el rango de infrarrojos Este calor es emitido por toda la materia. Si todo en una habitación está a la misma temperatura, una partícula de materia recibe tanta radiación de calor como la que emite. La taza caliente envía más radiación de calor de la que recibe, por lo que pierde calor y se enfría.