La elección de la bombilla correcta también es esencial para ajustar la intensidad de la luz y crear una atmósfera más o menos cálida. Para una iluminación suave en la habitación, elija una bombilla de unos 15W, ideal para un rincón de lectura junto a la cama. También puedes usar LEDs para crear una acogedora atmósfera Zen en el dormitorio. La ventaja es que estas bombillas no se sobrecalientan, no contienen productos tóxicos como otras bombillas, pueden ser recicladas más fácilmente pero sobre todo permiten un considerable ahorro de energía! ¿Qué más se puede pedir?