Con su configuración, con sus 2 calcetines laterales, los kayaks inflables son botes estables con poco calado, lo que le permite navegar en aguas poco profundas, tener menos agarre en la corriente mientras se beneficia de una mayor maniobrabilidad. Sin embargo, en días de viento, el barco tendrá una tendencia a la deriva más fácil debido a su bajo peso. Para contrarrestar este efecto, Itiwit ha provisto de orzas en cada uno de sus barcos para ayudar a mantener el rumbo. Otro punto decisivo: el aspecto económico de los kayaks inflables. Como los materiales, la tecnología y la logística de estos productos son menos costosos, el precio de venta es mucho más bajo que el de los kayaks rígidos.